8 Y dominarĂ¡ de mar a mar, y desde el rĂ­o hasta los confines de la tierra.