22 Puesto que en obediencia a la verdad habéis purificado vuestras almas a para un amor sincero b de hermanos, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro.