4 Y la serpiente dijo a la mujer: Ciertamente no moriréis.