29 En ese tiempo, un carro egipcio costaba seiscientas piezas de plata,
y los caballos se vendían a ciento cincuenta piezas de plata.
Después los exportaban a los reyes de los hititas y a los reyes de Aram.