48 Tan cierto como que yo vivo, dice el Señor
Soberano, Sodoma y sus hijas nunca fueron tan perversas como tú y tus hijas.