11 Pues he permanecido en las sendas de Dios;
he seguido sus caminos y no me he desviado.