11 Que los acreedores se apoderen de toda su propiedad,
y que los extraños se lleven todo lo que ha ganado.