12 Que nadie sea amable con él;
que ninguno tenga piedad de sus hijos sin padre.