3 Nos habrían tragado vivos
en el ardor de su enojo.