3 ¡Grande es el Señor
, el más digno de alabanza!
Nadie puede medir su grandeza.