22 ¡Que Dios me castiguea sin piedad si antes del amanecer no acabo con todos sus hombres!»