10 Por eso me enojé con aquella generación,y dije: “Siempre se descarría su corazón,y no han reconocido mis caminos”.