11 Así que, en mi enojo, hice este juramento:“Jamás entrarán en mi reposo”».a