5 Mejor es oir la reprensiĆ³n del sabio, que la canciĆ³n de los necios.