16 Dios ha enervado mi corazón, Y hame turbado el Omnipotente.