32 pues al ver los capitanes de los carros que no era el rey de Israel, dejaron de perseguirlo.