11 Y sucedió que cuando el rey oyó las palabras del libro de la ley, rasgó sus vestidos.