20 ¿Y qué más podría decirte David? Pues tú conoces a tu siervo, oh Señor DIOS.