16 No seas demasiado justo, ni seas sabio en exceso. ¿Por qué has de destruirte?