9 Y Dios se apareció de nuevo a Jacob cuando volvió de Padán-aram, y lo bendijo.