30 Y volvió a sus hermanos y les dijo: El muchacho no está allí; y yo, ¿adónde iré?