5 ¡Ay de Asiria, vara de mi ira y báculo en cuyas manos está mi indignación!