4 Desvaría mi mente, el espanto me sobrecoge; el anochecer que anhelaba se me convirtió en terror.