19 Atiéndeme, oh SEÑOR, y escucha lo que dicen mis contrarios.