4 Y Jeremías entraba y salía en medio del pueblo, porque todavía no lo habían puesto en la cárcel.