3 ¿Por qué somos considerados como bestias, y torpes a vuestros ojos?