28 Las riquezas de su casa se perderán; serán arrasadas en el día de su ira.