8 Mas la tierra es del poderoso, y el privilegiado mora en ella.