24 Porque al ver mi alimento salen mis gemidos, y mis clamores se derraman como agua.