31 Porque ¿ha dicho alguno a Dios: "He sufrido castigo, ya no ofenderé más;