21 ¡Tú lo sabes, porque entonces ya habías nacido, y grande es el número de tus días!