5 He sabido de ti sólo de oídas, pero ahora mis ojos te ven.