3 Si alguno quisiera contender con El, no podría contestarle ni una vez entre mil.