32 Porque El no es hombre como yo, para que le responda, para que juntos vengamos a juicio.