15 Ha cesado el gozo de nuestro corazón, se ha convertido en duelo nuestra danza.