16 Ha caído la corona de nuestra cabeza. ¡Ay de nosotros, pues hemos pecado!