4 Pobre es el que trabaja con mano negligente, mas la mano de los diligentes enriquece.