18 Hay quien habla sin tino como golpes de espada, pero la lengua de los sabios sana.