17 El hombre pronto a la ira obra neciamente, y el hombre de malos designios es aborrecido.