28 En la multitud del pueblo está la gloria del rey, pero en la falta de pueblo está la ruina del príncipe.