14 El furor del rey es como mensajero de muerte, pero el hombre sabio lo aplacará.