23 El impío recibe soborno bajo el manto, para pervertir las sendas del derecho.