12 Antes de la destrucción el corazón del hombre es altivo, pero a la gloria precede la humildad.