7 Como las piernas que penden del lisiado, así es el proverbio en boca de los necios.