22 Aunque machaques con el mazo al necio en un mortero entre el grano molido, no se apartará de él su necedad.