24 porque las riquezas no son eternas, ni perdurará la corona por todas las generaciones.