20 El hombre fiel abundará en bendiciones, pero el que se apresura a enriquecerse no quedará sin castigo.