32 Si has sido necio en ensalzarte, o si has tramado el mal, pon la mano sobre tu boca;