8 Abre tu boca por los mudos, por los derechos de todos los desdichados.