22 Al instante la sigue, como va el buey al matadero, o como uno en grillos al castigo de un necio,